lunes, 5 de julio de 2010

LA DIFERENCIA

Las cargas debilitan nuestro espíritu, los pensamientos pueden ser una bomba destripadora o un masaje relajante.El valor que tú te das puede ser una roca o un castillo de arena.Confía en Dios,AVANZA sin miedo y deja que el Señor te guie con su infinito e incondicional AMOR para que seas y te sientas ¡DIFERENTE!. Confía en el rescate de Dios,Él te hará sentir su protección,Él es especialista en imposibles ¡prueba! y haz al Señor tu socio mayoritario y verás el resultado:100% satisfactorio.
Dedícale a Dios ese potencial creativo e innovador que posees y verás la diferencia arrolladora en tu vida.¡VIVE! ¡SIENTE! el placer de tener a Dios en tu corazón.
(2ª Corintios 2:14, Salmo 16:11)

¡TÚ TE LO MERECES!
¡TE LO HAS GANADO!
¡ES TU ÉXITO DE HOY!