viernes, 2 de septiembre de 2011

CÁNTICO




Si despertamos con el sabor del agua fresca, limpia, y sentimos que el sol ha acariciado nuestra piel... No lo dudemos, es el gozo de Dios, para recordarnos nuestro pacto con Él, para que no olvidemos que nuestro camino es la paz, es el amor de Cristo que sobrepasa todo entendimiento...

San Lucas:1 : 67-80