martes, 20 de septiembre de 2011

EL VALLE DE LOS HUESOS SECOS



Posted by Picasa

Cuando abro el mayor de los libros -La Biblia- al que se interpreta de muchas maneras pero tiene y conserva una sola y única esencia -Dios-, me detengo en la página que por sorpresa aparece ante mis ojos, contestando a mis preguntas.
¿Has podido comparar un terreno yermo con uno cultivado?.
¿Te has imaginado alguna vez a todas las flores en blanco y negro sin el bello esplendor de sus colores?, o, ¿que siempre fuera de noche?.
Hoy he encontrado la respuesta: El valle de los huesos secos, habla del Espíritu de Dios que nunca debe apagarse, nunca secarse en nosotros. La luz de su Espíritu debe resplandecer siempre. Que no perezca jamás nuestra esperanza, que nuestro espíritu se mantenga vivo, sano.
Hoy, mientras escribía este pensamiento, mi espíritu ha dejado de estar seco, ha ido iluminándose poco a poco, como un dia bello, único.

Ezequiel 37: 1-14