sábado, 17 de septiembre de 2011

LUZ DEL ESPÍRITU


El Señor Jesucristo esté con tu espíritu, es el saludo final que me dejó una lectura biblíca de hoy.
Aunque me cuesta describir el instante mismo en que entendí el saludo, diré que me invadió una luz que desechó lo que no era armonía. Comprendí que el Espíritu Santo Divino de Dios, es un renacer a cada instante.
Hay una flor, que se llama Dama de Noche, porque durante la noche abre sus pétalos iluminando todo a su alrededor.
Así es el Espíritu de Dios, la luz, la armonía, lo divino del ahora.
El Señor Jesucristo esté con tu espíritu.

2ª carta de San Pablo a Timoteo.-