jueves, 20 de octubre de 2011

FINAL FELIZ



Hoy soñé lluvia a borbotones, calles estrechas de sube y baja, castillos destruidos, casitas recién hechas, escombros en los jardines, abono de amor en la maceta de una ventana. Hoy soñé al sol escondido y al arco iris dando un paseo. A la arena de la playa peinada con brillos naturales, esperando al viento de la tarde arrebatado de amor...
Hoy soñé cansancio, tribulación, abatimiento. Hoy soñé lágrimas corriendo tras el sonido lejano de la alegría. Hoy soñé un espejo grande que me devolvía la imagen anhelada y reconocí el único camino de victoria, de final feliz, de luz total, absoluta.

Salmo: 77

lunes, 10 de octubre de 2011

SALVACIÓN


"Si te preocupas por tu Salvación, vivirás Bendición". Así termina una oratoria cristiana sobre el regalo divino de la Salvación que escuché hace pocos dias. Entiendo que esta frase tan sencilla habla significativamente de nuestro "adentro", del alma.
La película "Cadena de favores", en la que el principal protagonista es un niño, que vive una situación familiar complicada, desea que todos a su alrededor experimenten la Salvación, cuidando de alguien en el sentido físico o psicológico.
CUIDAR, es una palabra, que casi en este instante, me he dado cuenta de su grandeza. Cuidar es amar, es mimar, es regalar, es dar y recibir, es Bendición.


Filipenses: 2: 12-18