lunes, 13 de febrero de 2012

INSPIRACIÓN


En esta noche fría ha venido a mí el recuerdo de otras noches, frías también, en mi adolescencia, cuando el silencio familiar ya era perfecto y sólo se oía el vaivén de algunos motores raudos por la carretera principal.
Acurrucada en una silla con luz cercana y tenue, escribía poemas buscando esa felicidad, esa alegría inmensa que me ayudara a descubrir todos los ¿por qué?, todos los ¿para qué?...
Esta noche, antes de ir a dormir, una palabra del Evangelio de Lucas me ha hecho rememorar aquellas horas... He comprendido que mi espíritu había empezado una búsqueda y he sentido paz al descubrir la buena noticia que representa la libertad interior para los corazones oprimidos, para el alma cautiva por la oscuridad. He sabido que el renuevo de la Fe es ese algo más que todos seguimos buscando. Amén.

Lucas 4:18 al 19-