lunes, 6 de abril de 2015

CÓMO NO TENER MIEDO


No trates de liberarte del miedo. El miedo no es algo de lo que tengas que escapar. Es una muy natural energía que sólo quiere moverse en ti, una amorosa ola en el inmenso océano de la vida.
El miedo es un amigo. Te revela que sigues vivo, que estás dispuesto a sentir energías poderosas. Que te encuentras en tu extremo más crudo, explorando, bailando con lo desconocido, abriéndote a todas las posibilidades.
El miedo siempre estará cerca. Pero no lo utilices nunca como una excusa para paralizarte. El miedo no puede bloquearte, nunca, o apartarte de tu camino, o evitar que hagas lo que tienes que hacer cuando te comprometes a recibirlo bajo sus propios términos.
Muchos de nuestros miedos están basados en algo que ha de suceder o no en el futuro. Muchos de nuestros miedos jamás, nunca llegan a ser una realidad.
Y recuerda, tú siempre serás capaz de afrontar con coraje, de manejar cualquier cosa que llegue a suceder en el futuro, porque sabes cómo estar Presente. Sin importar la furia que tenga la tormenta de la vida, siempre serás capaz de salirte de tu historia, de liberarte de la prisión del pasado y del futuro, y encontrar tu aliento (que siempre está cerca), y recordar tu presencia, tu ancla, tu raíz, tu Hogar. Nunca te sentirás abrumado por los acontecimientos porque recordarás hacer un alto, enfocarte, respirar, conectarte contigo mismo de la manera más profunda. Recordarás decir SÍ a este punto en donde te encuentras, y así, nunca serás víctima de las circunstancias, sino un valiente co-creador, un aliado de la vida.
No hay posibilidad de que te equivoques, amigo, porque incluso si te equivocas, y te encuentras recorriendo un extraño camino en un extraño día, eres capaz de despertar tu curiosidad, seguir tu aliento, explorar tus sensaciones corporales. Puedes permitir cualquier energía que necesite estar en ti. Puedes dejar de calificar el momento como 'bueno' o 'malo' y abrazar su naturaleza, sus peculiares sabores. Puedes aprender de tus errores, entender lo que quieres y lo que no quieres, encontrar gratitud por lo que hay en este momento, hallar algo por lo que valga la pena vivir, encontrar belleza en lo que se haya perdido.
Por eso, ¡comete errores! No hay nada que temer cuando sabes que nada puede salirte mal. Falla. Cae de rodillas. No importa, porque sabes que la vida te sostendrá, sin miedo. 

- Jeff Foster