sábado, 9 de mayo de 2015

LA BELLEZA DE TU LETARGO


Muchas personas con las que convivo dicen sentirse aletargadas, desconectadas, congeladas. Como si fueran incapaces de sentir.

Han consultado a todos los terapeutas, les han recetado todas las pastillas, han sido tratados como un objeto estropeado. Y se sienten más aletargados que nunca. Exhaustos de luchar.

¡Yo les recuerdo que es un milagro sentirse completamente aletargados! Porque están muy conscientes de ese estado, muy sensibles a la desconexión que perciben dentro. Qué bendición. La mayoría de las personas en el mundo están tan distraídas, tan preocupadas con el pasado, con el futuro y con el éxito, tan desconectados de su cuerpo y de su propia verdad, que no están nada conscientes de su adormecimiento. Estar al tanto de tu desconexión es un paso inmenso en el camino sin camino de la sanación.

Irónicamente, tienes que estar muy perceptivo, despierto y vivo para realmente ser capaz de notar tu letargo en primer lugar.

"Estoy aletargado" es, investigándolo más de cerca, una historia, un cuento, una interpretación que hace la mente. Acércate un poco más a tu cuerpo. ¿Dónde está ese letargo en tu cuerpo ahora (y sólo hay el ahora)? ¿Hay ciertas partes que se sienten más aletargadas que otras? Advierte que debe haber áreas que se sientan más vivas para poder identificar las que se sienten aletargadas. Todo es cuestión de contraste.

Lleva la calidez de tu amorosa y curiosa atención a los lugares 'muertos'. Ahora, suelta la palabra 'aletargado' (se trata de una etiqueta demasiado pesada y crítica) y siente directamente las sensaciones en crudo que hay allí, momento a momento, sin tratar de que desaparezcan o que se 'hagan menos aletargadas'. Respira en esas sensaciones, permite que se muevan, dignifícalas con la vida y el aliento y la bondad de tu amorosa atención. Hazlo mu
y despacio. No te enfoques en las sensaciones que faltan, enfócate en las sensaciones presentes, por muy sutiles que sean. Y no intentes generar ninguna sensación. Un lugar 'aletargado' es sólo un lugar que anhela el calor de tu amor, tu curiosidad, tu presencia libre de juicios.

En la calidez del amor del sol, incluso el más glacial de los lugares puede descongelarse. La salida del letargo es a través de él.

Y recuerda, si estás consciente de tu letargo, es debido a que ya te estás descongelando.

- Jeff Foster

viernes, 8 de mayo de 2015

VIII LAS CHARLAS DE OSHO




No Estoy en Contra del Papa


Osho,
Tú estás muy en contra del Papa.
¿Se debe a que la Iglesia Católica es quizás la más organizada de las religiones?

No estoy en contra de nadie, pero sí estoy a favor de la verdad. Voy a criticar todo aquello que vaya contra la verdad; para mí es un deber sagrado. Que la Iglesia Católica sea la religión más or­ganizada, es una de las razones por las que critico tanto al Papa. Hay también otras razones.
Me gustaría detallarte todas las razones de mis críticas. Pri­mero, la Iglesia Católica en particular y el cristianismo en general, no son en absoluto una religión. Llamarla "religión organizada" es utilizar un término equivocado. Es una "superstición organizada".
Durante estos veinte siglos después de Jesucristo; el cristia­nismo ha estado defendiendo toda clase de supersticiones y lu­chando contra la ciencia, contra todos los descubrimientos de la verdad. Y quienes han promovido esta guerra entre la supersti­ción y la ciencia, han sido los Papas.
En primer lugar, durante estos veinte siglos los Papas han es­tado proclamando su infalibilidad, lo cual es algo absurdo. Pero según su lógica, ellos representan a Jesucristo y Jesucristo es el único hijo de Dios. Por tanto, indirectamente ellos son el instru­mento de Dios, ¿cómo podrían ser pues falibles? Pero la vida no es lógica. Tu Dios mismo es una ficción. El que Jesucristo sea el unigénito de Dios, es otra ficción. Y la infalibilidad del Papa es simplemente ridícula.

jueves, 7 de mayo de 2015

DOUGLAS HARDING





Ya no hay más preguntas que responder cuando nosotros estamos firmemente establecidos en Quien somos real, realmente.
Observar que Aquí no hay una porción de Consciencia personal separada de la suya, forma parte de la liberación de la prisión del pequeño yo. No, la Consciencia Aquí es la misma en todos los seres. Por supuesto, esto es lo que han dicho todos los mejores místicos, hablando no tanto por investigación filosófica como por experiencia personal. Dios es Dios todo entero en mí. Esto tiene sentido debido a que, ciertamente, Dios no es divisible como un queso de Cheshire. Usted no puede cortar a Dios en pequeñas porciones y servirle como entremeses variados. Dios es indivisible. Esto es muy maravilloso debido a que significa que la totalidad de Dios está donde usted es –no su pequeña porción de Dios, sino la totalidad de Dios–. Si nosotros nos resistimos a esto, es debido a que nos estamos resistiendo a nuestro esplendor, a nuestra grandeza. La maravillosa proposición de todos los místicos que conozco, de todos los místicos reales, es que su corazón (de usted) es la realidad de su vida, la realidad de su ser, su sí mismo real, la totalidad de Dios –no una pequeña porción de ese fuego, sino el fuego entero–. Por eso es por lo que no puedo seguir a los amigos cuáqueros cuando dicen: «La parte de Dios en cada hombre». Eso no es completamente exacto. Los grandes cuáqueros no dirán eso. Yo no encuentro aquí la porción de Dios de Douglas. Encuentro la totalidad de Él.
Douglas Harding

lunes, 4 de mayo de 2015

UNICIDAD



Eres único, no hay nadie cómo tú, no hay dos personas iguales sobre la Tierra. Podrías encontrar características similares, pero no idénticas. "Eres original, no puedes ser reemplazado".
Si faltaras habría un hueco en el mundo imposible de llenar con ningún se humano. Tú corazón late para ti, eres un ser, tan importante, como la persona que parezca más indispensable en el mundo. Eres un cúmulo de luz y energía dando vida, los deseos que envías están viajando a través de los tiempos. No tienes fin, aunque tuviste un principio, tus caminos sólo los puedes caminar tú, tus victorias y fracasos son tuyos, te pertenecen, te guían y te dan lecciones de vida. 
No hay ojos que reflejen lo mismo que los tuyos, ni manos que acaricien igual. Si desfalleces, desahógate y levántate. Continúa. Sin ti la vida de muchas personas no sería la misma, cambiarían circunstancias, historias, estados de conciencia. Mueves los hilos de la telaraña que te envuelve y te da seguridad, quédate en ellos o rómpelo. Pero lucha y ten Fe. No hay nadie como tú.
Mi vida sin ti no sería la misma y te doy gracias por haberme dejado entrar a tu vida y que tú seas parte de la mía.
Te amo porque eres mi herman@ y tu bienestar es el mío.
Sigamos caminando en unión con el alma del mundo y siendo "UNO SOLO" con un mismo fin... con una sola intención... con una sola actitud que solo nos lo da el verdadero amor que viene desde nuestro corazón... bendiciones que la paz y la bendita llama del amor jamás.... jamás se apague y continúe encendida eternamente... tú... yo... yo y tú... por siempre un solo corazón rebosante de amor... te honro... te abrazo... te beso... Bendiciones !!!

ACERCA DEL REMORDIMIENTO




¿Qué es el remordimiento? El remordimiento o el arrepentimiento es natural, sin embargo, innecesario. El remordimiento es el intento que hace la mente con el fin de alterar el pasado, los sentimientos de frustración, la decepción y el sentimiento de impotencia que de él resulta.
Tratar de cambiar el pasado es como tratar de modificar alguna de las escenas de una película que has estado viendo. El pensamiento dice "¡esa escena debió haber sido diferente!" o "¡esa escena jamás debió haber aparecido!". Pero claro, la película ya era perfecta tal y como era - una perfección que en realidad incluía cualquier escena "imperfecta". Las imperfecciones son parte de esta perfección cósmica, más allá de la mente.
El reconocimiento de que las cosas son exactamente como son en este momento no quiere decir que uno se haga el desentendido o que se esté negando la vida, no se trata de una excusa para descartar la apariencia del mundo como "ilusoria" con una actitud insensible. Justamente lo opuesto... No se trata de que nos apartemos de la vida diciendo "todo está perfecto, así es que no es necesaria mi colaboración". Esto sería limitante, otra posición conceptual, otro escape de la realidad. Esta perfección está radicalmente abierta al mundo, está abierta a todos los fragmentos de la película, está abierta a cualquier cosa que surja. Podemos seguir aprendiendo lecciones del pasado y llevarlas al futuro sin llevar a cuestas un sentido de remordimiento. A esto podríamos llamarle "confianza", aunque no hay necesidad de nombrarlo de alguna manera.
No podemos cambiar el futuro pero sí podemos poner atención a cualquier sentimiento de pesar o remordimiento que surja en el presente. Podemos darnos cuenta que el "remordimiento" no es algo sólido, no es algo fijo, sino que está conformado de esa danza de pensamientos y sensaciones crudas. Podemos botar la palabra "remordimiento" y sentir, en su lugar, esas sensaciones al desnudo que se dan en el cuerpo. Podemos notar que todas ellas son parte de la imperfección perfecta de la actual escena en la película. Todas ellas ya han sido profundamente permitidas en este momento. En este sentido, hasta la actual aparición del "remordimiento" puede ser plenamente confiable. Todo es confiable.
No hay necesidad del arrepentirse o sentir remordimiento. Y tampoco hay necesidad de arrepentirse del arrepentimiento. Este nuevo y dulce momento es el perdón definitivo.
Jeff Foster